Archivo de la categoría: Experiencias de uso

Acceso con NFC: Más que experiencias

En el último Hostelco (salón de la hostelería) celebrado en Barcelona del 5 al 9 de Noviembre, se podían ver cerraduras sin contacto que estaban listas para los teléfonos NFC. Ojalá me equivoque pero, creo que la única visitante que daba importancia al hecho era yo.

Al preguntar a uno de los expositores sobre la incorporación de NFC a las cerraduras, me contestó: al final es sólo tecnología. Todos acabamos incorporándola tarde o temprano. Y me calló, claro,…porque tenía razón.

Pero por poco tiempo.

Me parece fantástico abrir una puerta de hotel con mi móvil tras haber recibido la clave antes de llegar al hotel y que la clave sea válida durante el período de mi reserva. Después la clave caduca. Me gusta como experiencia de usuario: rápido, cómodo y limpio.

Existen en España fabricantes como Tesa y Salto Systems que fabrican este tipo de cerraduras. No pretendo hacer un estudio de mercado, así que no voy a entrar en detalles de participantes y modelos. Me gustaría describir dos casos de uso de apertura de puertas con NFC sabiendo que seguro que no son los únicos y teniendo en cuenta que me interesa el punto de vista de la experiencia de usuario.

Tesa pertenece al grupo sueco ASSA ABLOY que ha realizado con otra de sus marcas, VingCard, un piloto en el hotel Clarion de Estocolmo de entrada y salida de hoteles utilizando NFC.

El cliente realiza la reserva como siempre vía web o agencia de viajes. El día de su llegada al hotel recibe un mensaje de bienvenida con el que puede confirmar el registro en el hotel con un solo clic. Entonces, recibe el número de habitación y una clave. Al llegar al hotel, no pasa por recepción y entra en su habitación tocando la cerradura con su móvil. A la salida, puede optar también por realizar el pago en un punto de “check out”.

El sistema ahorra tiempo porque evita las colas de recepción, es cómodo y fácil de usar. Podéis ver el vídeo de ASSA Abloy sobre la experiencia.

El segundo ejemplo: es un prototipo que presentaron estudiantes de la Universidad Joseph Fourier de la Politécnica de Grenoble llamado TouchKey. Este proyecto fue uno de los finalistas del apartado de Investigación en la competición del NFC Forum de 2010. El sistema, es una plataforma de acceso segura y flexible para apertura de cerraduras NFC. La idea es dar acceso a distintas personas u organizaciones en las que confiamos, en momentos determinados para acciones puntuales: por ejemplo a un empleado de la limpieza el día que corresponde, a  alguien que tiene que realizar una reparación, a un amigo o un familiar sin tener que ir repartiendo llaves. El acceso se puede definir por un período concreto y revocarse cuando se desee. Lógicamente, hay distintos tipos de usuarios y de derechos para gestionar la plataforma.

¡A ver si llegan ya los teléfonos! Casos de uso no faltan.

Aprender con NFC

NFC también vale para aprender.

Poniendo etiquetas en los objetos podemos hacer que nos hablen con el fin de enseñarnos algo.

El proyecto Learn3 de investigación conjunta del Grupo de Tecnología Interactiva (GTI) de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona y el grupo de Aplicaciones y Servicios Telemáticos (GAST) de la  Universidad Carlos III de Madrid lo están utilizando.

Como muestra un par de ejemplos enmarcados en este proyecto:

1)      Vídeo de un prototipo de pantalla táctil en que el móvil se usa para tocar una superficie e interactuar con información. Es casero y sencillo, pero seguro que útil para incorporar otras dimensiones al aprendizaje.

Fuente: Grupo Gradient, Departamento de Ingeniería Telemática, Universidad Carlos III de Madrid

2)      Voluntarios de primer curso de Ingeniería de la UPF probaron la experiencia de utilizar móviles NFC para conocer las instalaciones del Campus en pequeños grupos.

Fuente: GTI, Universidad Pompeu Fabra de Barcelona

El experimento tuvo mucho éxito entre los alumnos y la actividad colaborativa les permitió además:

–          relacionarse entre ellos,

–          conocer mejor el entorno que simplemente navegando por la web,

–           iniciarse en uso de tecnologías innovadoras y

–          una primera identificación con el tipo de entornos en los que podían desarrollar su profesión en el futuro.

El proyecto Learn3 no sólo abarca NFC y prueba que el avance tecnológico abre un nuevo mundo en el aprendizaje al combinar:

–          Distintos tipos de actividades que ayudan a que se puedan captar los distintos intereses de grupos heterogéneos.

–          Distintas experiencias de aprendizaje que mejoran la integración de los resultados: vaya, que se profundiza más y se te queda mejor.

Conclusión: conceptos como aprendizaje orquestado, el uso de las tecnologías para evaluar dinámicas de grupos, mundos virtuales y otras palabras que hoy nos suenan un poco a chino son realidad en nuestras Universidades y con un poco de suerte los veremos en nuestros colegios en plazos relativamente cortos.

¿Optimista?

…Puede…

Del loyalty monitor 2009 a la implantación de NFC

El jueves estuve en una sesión de continuidad de IESE en Barcelona titulada La fidelización de clientes en tiempos de crisis: Loyalty Monitor 2009 y el programa Cinesacard.

No voy a contar la sesión aquí aunque estuvo interesantísima. Lo que sí diré es que me llamó la atención que en el Loyalty Monitor se publica que el 58% de la población en España tiene una tarjeta de Fidelización con una media de 2,2 tarjetas por cliente. Me parecieron pocas porque yo tengo muchas más, hasta el punto de que llevo el monedero que explota y cuando voy a pagar en el establecimiento que toca, no suelo encontrar la adecuada.

Fuente: flickr, tarjetas de visita

Aparece mi necesidad: ¡Ojalá pudiera llevar todas mis tarjetas –incluidas las de crédito- en mi móvil, siempre! No sé si esto ayudaría mucho a fidelizarme pero me ahorraría romper monederos y tendría la satisfacción de obtener puntos siempre que compro y aprovecharme de alguna oferta que otra que siempre hace ilusión.

Ayudaría además a las tiendas a conocer mis hábitos de compra (ahora sólo saben qué compro si llevo la tarjeta encima) y podrían hacerme ofertas que realmente me vinculasen con su marca y me harían comprar más. En fin, el sueño de los comerciantes también.

¿Cómo se puede conseguir llevar todas tus tarjetas encima sin que te ocupen en un monedero y poderlas utilizar cuando sea oportuno?

Pues el mismo jueves al volver de la conferencia, vi que en el NearFieldCommunicationsWorld había cinco noticias, algo insólito después del parón navideño.

Bueno no me voy otra vez:  La gracia está en que entrevistaban a Carl Atsushi Hirano, actual Presidente de la consultoría NetStrategy y uno de los artífices de la introducción en Japón del monedero móvil de NTTDocomo hace ya 5 años sobre por qué en Japón hay 60 millones de personas que utilizan el monedero móvil. ¿Veis por dónde voy?

Pues contaba que en Japón, todo empezó con la idea de por qué había que llevar tantas tarjetas de fidelización y de crédito en el monedero. Si te roban es un engorro renovar todas las tarjetas pero si todas las tarjetas estuvieran en el móvil, con una sola llamada al operador bloquearía todas de una vez. Como le gustaba la idea, creó Osaïfu Keitai, el servicio de monedero móvil japonés.

Supongo que es una versión muy simplificada pero lo que sí es cierto es que NTTDocomo además de encontrar la necesidad, pudo movilizar a todos los agentes de la cadena de valor (comprando empresas incluso cuando hizo falta) para lanzarse a la innovación tecnológica que ha hecho que 60 Millones de Japoneses lleven sus monederos en el móvil.

Monedero móvil. Fuente: Flickr por Eunice Sari

En Europa y Estados Unidos parece improbable que una única empresa pueda ejercer el rol de NTT Docomo pero dado que estoy segura de que muchos estaríamos más cómodos sin tarjetas y sin monederos, no dudo que tarde o temprano habrá quien encuentre la forma de sacar provecho a la tecnología y que podamos circular también sin monederos ni tarjetas.

Oulu y las comidas a domicilio: Tecnología al servicio de la tercera edad

Oulu es una ciudad finlandesa de 137.000 habitantes que concentra 800 compañías de tecnologías de la Información y Comunicaciones con más de 15.000 empleados.

Biblioteca de Oulu. Per I, Flicker.

Biblioteca de Oulu. Per I, Flicker.

La ciudad se ha convertido en punto de referencia ineludible para la comunidad interesada en la tecnología NFC. Su participación en SmartTouch (2006- 2008), un proyecto en consorcio en el que cooperaron 24 organismos de 8 países Europeos, ha fomentado la realización de gran número de pilotos que han ayudado a integrar la tecnología en la vida diaria de sus habitantes.

Hoy me gustaría destacar  una muy pequeña experiencia de reparto a domicilio de comidas para personas de la tercera edad, que ilustra cómo NFC abre una vía de acceso a los clientes interactiva y que añade valor tanto al cliente como al proveedor de servicios.

La experiencia

Existía en Oulu un servicio de asistencia a la tercera edad consistente en cocinar y proporcionar comidas a domicilio para personas que tienen problemas para cocinar por sí mismas. La empresa de catering suministraba a diario un único menú del día a los usuarios del servicio.

En el piloto (limitado a 10 usuarios con media de edad de 76 años), la tecnología NFC se añadió para ofrecer la posibilidad de elegir un menú entre varios posibles, seguir los pedidos y cancelar la entrega rápidamente si fuera preciso.

Se construyó una tabla de menús (póster) que incluía etiquetas NFC. El cliente sólo tenía que acercar su móvil NFC a la etiqueta sobre el menú deseado para pedir la comida para el día siguiente. En caso de realizar varias selecciones el mismo día, la última era la válida.

El personal de la cocina y los responsables del servicio podían ver los nuevos pedidos a través de una página web y prepararlos ajustándose a la demanda.

Los conductores encargados del reparto usaban también teléfonos NFC para notificar la ruta seguida y cuándo el servicio se había completado. Acercando un móvil NFC a una etiqueta localizada en casa del cliente quedaba registrada la hora en el sistema de seguimiento haciendo visible en tiempo real el estado de la entrega y posibles incidentes en el servicio.

Los conductores, además, entregaban a los clientes nuevas tablas de menús todos los viernes.

Pedir una comida sólo requería un toque de móvil. En lo que duró la experiencia, sólo un participante olvidó una vez de pasar el pedido y algunos manifestaron que les causaba cierto nerviosismo estar pendientes de tener que pasar el pedido.

Además de la facilidad de uso y el aumento de alternativas de elección para los clientes, la experiencia aportó mejoras tanto en la calidad de información como en la calidad del servicio.

Referencias

“ Meal ordering for elderly  by Juha Häikiö, Arto Wallin, Minna Isomursu, VTT Technical Research Centre of Finland  (Smarttouch Book)”